Otros caminantes por el mundo



Miles de niños y niñas que viven en zonas rurales deben caminar varios kilómetros al día para llegar hasta sus escuelas, haciendo enormes esfuerzos y superando todo tipo de obstáculos para conseguir educación. Su experiencia ha inspirado este libro. Esperamos que sus pasos nos guíen en la construcción de una sociedad en donde la educación sea un derecho y no un privilegio. Y que las huellas que han dejado estos niños y niñas en el camino, sean un recordatorio de las grandes desigualdades que siguen existiendo en nuestro mundo


China


Hacía tanto frío esa mañana que Wang Fuman, un niño de 8 años, llegó a la escuela completamente escarchado después de haber recorrido 4,5 kilómetros desde su casa. Desde ese día todos lo conocen como el “Niño hielo”.

Fuente: La Vanguardia, España. 11 de enero de 2018





Colombia


Un grupo de 45 niños sale de sus casas a las 4 de la mañana para caminar 10 kilómetros hasta llegar a su escuela. Y lo hacen por caminos llenos de barro y charcos que ningún vehículo se atreve a transitar.

Fuente: El Heraldo, Colombia. 29 de julio de 2018




Perú


Rodolfo, de 10 años, vive en las cercanías de Cusco, y cada día camina junto a sus hermanos cerca de 4 horas entre cerros y quebradas, usando los senderos que antiguamente recorrían los incas.

Fuente: La República, Perú. 13 de septiembre de 2015.



Kenia


Jackson tiene 10 años y vive en un poblado de Kenia, en la sabana africana. Cada día recorre 15 kilómetros a pie con su hermana pequeña para ir a la escuela. Su historia fue recogida en el documental Camino a la escuela (2013), de Pascal Plisson.

Fuente: Camino a la escuela, documental.




Chile



En el sur de Chile, muchos niños y niñas deben trasladarse en botes hasta sus escuelas. Una de ellas fue Carolina Pate, quien en 2005 se hizo conocida como “La balserita”, tras ser fotografiada sobre una frágil embarcación que usaba para llegar a su escuela.

Fuente: Revista Sábado, Chile. 16 de diciembre de 2016










Copyright Ediciones Ekaré sur